Historia

El 9 de Abril de 1911, en una soleada tarde de Domingo de Ramos, comenzó el proyecto histórico de la que hoy se denomina Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús a su Entrada en Jerusalén y María Santísima del Amparo, conocida como Pollinica. Cien años han pasado desde que el capellán de la Abadía del Císter, José Soriano, decidiese procesionar una imagen de Jesús montado a lomos de un pollino que se veneraba en el Convento de Santa Ana. Aunque su origen se sitúa como filial de las hermandades del Huerto y La Puente del Cedrón y entre 1672 y 1831 desfiló por las calles de Málaga, la inquietud de formar una Hermandad en sí surge a principios del siglo XX. Aquel día de abril, la imagen atribuida a las manos de las hijas de Pedro de Mena salió a la calle subida en una plataforma con ruedas y tirado con un cordel y acompañado del pequeño animal que da nombre a la Cofradía: el asnito conocido popularmente como “Pollinica”.

En 1916, el jesuita Salvador Ponce tomó las riendas de la procesión reuniendo a un grupo de estudiantes del colegio San Estanislao de Kotska para llevar a cabo el ambicioso proyecto de dar sentido a la procesión, llegando a la constitución de la Cofradía y a la aprobación de estatutos en el año 1922. Ya un año antes había sido considerada cofradía fundadora de la Agrupación de Cofradías, institución presidida años más tarde por Jesús Saborido, Hermano Mayor de Pollinica a la misma vez que Presidente del ente cofrade.

El padre Ponce quizás no fuese consciente en aquellos tiempos que uno de aquellos estudiantes que escogió, Francisco Triviño Salmerón, sería el Hermano Mayor que dirigiese los destinos de Pollinica hasta bien entrados los años setenta.

Ya en 1922, la Cofradía, realiza un cambio de sede a la Parroquia del Sagrario, y también de imagen procesional por el mal estado de conservación de la anterior, adquiriendo un Jesucristo de los talleres Ventolá y Plana de Olot. En esta parroquia recibió en 1928 el título de Real Cofradía de manos de S.M. Alfonso XIII.

Unos años después, los fatídicos sucesos de los días 11 y 12 del mismo mes impidieron que la Cofradía continuase con su normal desarrollo. Pollinica, como el resto de hermandades, deja de procesionar hasta 1935, realizándolo de forma peculiar en la mañana del Jueves Santo. No volverá a hacerlo hasta el fin de la Guerra Civil, pero con la pérdida de algunos enseres, la documentación histórica y la imagen titular.

En 1939 se produce la reorganización, si bien nunca habían cesado de verse los hermanos y habían mantenido el espíritu de la Hermandad. Deciden encargar al imaginero Martín Simón una nueva talla de la Entrada en Jerusalén, autor del Señor de la Sentencia y el Cautivo, pero el cabildo catedralicio obligó a su sustitución por otra debida a su escasa calidad. La hermandad esperó hasta 1943 para tener la actual imagen, obra del cordobés Martínez Cerrillo.

Hasta 1945, el grupo escultórico no pudo realizar su procesión en el trono actual, obra de los artistas Castillo Ariza y Francisco Díaz. Dos años más tarde llegaría la talla de la Virgen del Amparo, del también cordobés Antonio Castillo Ariza.

La posguerra dio lugar a un nuevo cambio de sede, hacia la Iglesia de San Felipe Neri, que acogió a la Cofradía hasta 1981. En ella se hizo la vida de cofradía en una de las torres, donde se hicieron los repartos de túnicas y se guardaban los enseres y objetos de la cofradía.

Desde esta nueva etapa hasta el final de la dictadura franquista, la cofradía crece en patrimonio y se gana el cariño del público en las tardes del Domingo de Ramos. El 14 de junio de 1978 fallece Francisco Triviño, uno de los que iniciaron el proyecto de Hermandad y Hermano Mayor hasta meses antes de su defunción. Su sustituto fue Jesús Saborido Sánchez, quien también ocuparía el puesto de Presidente de la Agrupación en la década de los noventa.

En 1980, tras la petición y rechazo de la Agrupación de Cofradías y el Obispado para salir en la mañana del Domingo de Ramos, la Junta de Gobierno anuncia la desagrupación de la Hermandad. Un año después vuelve a ingresar con el consentimiento de salida matinal, regalando la imagen actual de cada mañana con la que Pollinica abre la Semana Santa. En 1981, además, Pollinica se traslada a la actual sede canónica, la Iglesia de San Agustín, que fue rehabilitada por los hermanos pollinicos.

De esta manera, la salida desde calle Parras se traslada a Pedro de Toledo, en el “tinglao” en el que los Titulares abren la Semana Santa hasta el año 2001. La intervención episcopal encarnada en la figura de José Sánchez acaba con los toldos de Calle Císter y permite la salida desde el interior de la Santa Iglesia Catedral, siendo la única Cofradía que ha gozado de este privilegio. En 2004 culmina la intervención y deja paso a una nueva etapa liderada por José Antonio Muriel, regresando al entorno de San Felipe Neri, donde se ubica la Casa Hermandad y desde donde realiza la salida procesional desde el año 2006.

En 2010 se conmemora el Centenario de la primera salida procesional de Jesús a su Entrada en Jerusalén, hito histórico aún poco alcanzado en el mundo cofrade actual.

Son Hermanos Mayores Honorarios de la corporación nazarena La Cruz Roja, Club Baloncesto Málaga, el Colegio Europa y S.M. el Rey Juan Carlos I.

La Casa de Alba y Marquesado de Moya, encarnados en la figura de Cayetana Fitz-James Stuart, ostenta el título de Camarera de Honor de Pollinica.